Serigrafiar camisetas. Una forma de promocionar nuestra marca

      Comentarios desactivados en Serigrafiar camisetas. Una forma de promocionar nuestra marca
Colorful Paint

Una malla, un marco y tinta. Así de primeras no tiene mucho sentido, pero estos objetos son los necesarios para llevar a cabo la serigrafía.

En primer lugar, se hace la malla con el diseño seleccionado. Ésta suele ser de nylon, poliéster o materiales acrílicos. En un principio era de seda, pero dejó de utilizarse porque aunque se pueda estirar y modificar, con la humedad este material vuelve a su estado natural.

El tipo de malla puede variar en función del material que se vaya a serigrafiar. La cantidad de hilos cambia según lo cerrada tenga que ser la malla. Por ejemplo, para trabajar con plásticos, maderas y materiales parecidos, las mallas tienen más hilos que para trabajar con  textil. Otra característica a destacar es el color. Las mallas tienen que ser blancas o amarillas, ya que la luz no refracta y los tonos originales no cambian.

Cuando ya la tenemos se coloca muy tensa en un marco, y se vierte la tinta. Ésta sólo pasará a través de determinados agujeros, formando finalmente la imagen inicial que habíamos elegido. Después se le aplica calor para que se quede bien fija y listo.

Aquí tenéis un esquema del funcionamiento de la técnica realizado por On Target Blog.  

Esquema serigrafía

Esquema serigrafía por On Target Blog

La serigrafía, un técnica milenaria

Como se puede ver, el proceso es muy sencillo y eficaz. Y, a pesar de vivir rodeados de tecnología, esta técnica que se remonta al año 3000 a.C, se sigue utilizando como en sus inicios. Se dice que las primeras impresiones con este método tuvieron lugar en las Islas Fidji, donde los nativos agujereaban hojas de plátano para distribuir la tinta. Esto demuestra eso de que “si algo funciona, ¿para qué vamos a cambiarlo?”. Aunque una pequeña evolución nunca viene mal.

Con el paso del tiempo, los materiales de la malla iban variando, hasta llegar a la seda. Ésta se mantuvo muchos años, por lo que terminó dando nombre a la técnica. Sericum, seda en latín y graphe, escribir en griego.

Esta técnica es perfecta para camisetas personalizadas, sudaderas, polos o cualquier tipo de ropa promocional. Con la serigrafía conseguimos que la imagen dure mucho más tiempo con una calidad excelente.

Si tienes en mente encargar una gran tirada, la serigrafía es una de las mejores opciones a nivel económico. Esto se debe a que la plancha que se emplea puede utilizarse una y otra vez. En cambio, si el pedido es pequeño te recomendamos que recurras a otra técnica de impresión. Es probable que, si el encargo es de pocas unidades, la plancha y la malla te salga más cara que las prendas promocionales en sí.

Aspectos de la serigrafía a tener en cuenta

Esta técnica se trabaja color a color, por eso es complicado realizar degradados como tal. Aun así, se han encontrado formas para imitar este efecto visual. Otro aspecto es que no puede haber una gran variedad cromática, incluso, dependiendo del material textil con el trabajemos, usaremos una cantidad u otra. Por ejemplo, si queremos camisetas para serigrafiar, se pueden emplear hasta 8 colores. Si hablamos de una bolsa de tela personalizada, el límite de colores es inferior.

Como se puede observar, hay factores que influyen en el diseño final de la prenda textil personalizada. Además, los proveedores de camisetas al por mayor no disponen de los pantones exactos. A pesar de que procuran acercarse todo lo posible al color original, muchas veces no se consigue.

Estos son algunos ejemplos de camisetas personalizadas con serigrafía:

Como podemos ver en esta camiseta, el diseño de lo más oscuro a lo más claro parece que es como si lo hubiesen invertido, por lo que queda más oscuro abajo.

Oso-camiseta

Oso camiseta

En este caso, se ha aplicado tinta blanca en una camiseta y se ha jugado con la saturación de cada una de las partes del diseño. Vemos que se puede conseguir un resultado muy bien logrado de la forma más sencilla.

Camiseta árbol

Camiseta árbol

Esta marca de golosinas, ha utilizado la serigrafía para personalizar estos polos de colores. Como se ve, se utiliza un color o varios, como vemos en el polo amarillo.  

Polos personalizados fini

Polos personalizados Fini

En este último ejemplo, se ha jugado con el color de la camiseta, al que se le ha añadido, tinta negra y rosa. El efecto de sombreado final hace del diseño un estampado muy original y complejo.

Serigrafía a dos colores

Serigrafía a dos colores

En RegalosPublicitarios.com utilizamos esta técnica desde hace mucho tiempo. En el vídeo que hay a continuación puedes ver una pequeña muestra de nuestro trabajo.