Los lenguajes secretos

      Comentarios desactivados en Los lenguajes secretos

Los lenguajes secretos más precisos y más desconocidos hoy en día son el lenguaje de los abanicos y el lenguaje de las flores. Ambos fueron muy utilizados en otras épocas pero hoy en día se están perdiendo.

Por este motivo, en esta ocasión queremos hablarte de estos dos lenguajes y darte algunas nociones sobre ellos. 

¿Por qué son lenguajes secretos?

Para entender el origen de este tipo de comunicación, debes ponerte en la piel de personas de otro siglo. Antes, la intimidad no era algo común y no existían medios privados para comunicarse más allá de las cartas, incluso estas a veces eran revisadas antes de ser entregadas.

Por ello, sobre todo para la comunicación entre amantes, se utilizaban los abanicos y las flores. Así pues, estos dos elementos esconden una gran simbología en muchos casos desconocida.

Lenguaje de los abanicos

Este es muy concreto y se basa en la forma de coger y mover este objeto. Si te abanicas rápidamente quieres decir que amas a alguien con intensidad mientras que si lo haces con lentitud indicas que estás casada y que no te interesa tener pretendientes.

Si se cierra despacio se indica una afirmación, mientras que si se hace rápidamente indicas que estás comprometida. Seguro que ahora puedes practicarlo con tu propio abanico.

Lenguaje de las flores

Las flores también tienen su simbología basada en su color o en el tipo de flor que es. Algunos datos interesantes son los siguientes:

Color azul: libertad, misterio, franqueza u obtención de algo imposible.

Borgoña: belleza.

Coral o naranja: deseo o pasión.

Rosa intenso: gratitud.

Lavanda: amor a primera vista.

Rosa pastel: felicidad, simpatía o amor.

Una rosa: gracia.

Color rojo: pasión, agradecimiento o felicitación.

Blanco: inocencia o pureza.

 

No toda la simbología de estos lenguajes secretos se ha perdido. De hecho, sobre todo al regalar flores, estos mensajes se tienen muy en cuenta.